domingo, 11 de enero de 2015

Un pañalero para Adrián.


Hola a tod@s!!

Después del parón navideño vuelvo a la normalidad y al blog, que ha estado en stand by cediendo el tiempo a las compras, comidas, fiestas... uff, no sé cuándo me gusta más de la navidad, cuando llega o cuando acaba jaja. Pero el caso es que estoy otra vez aquí con ganas de enseñaros todo lo que tengo atrasado y ponerme al día también de vuestros trabajos.




Éste que os enseño hoy es uno de los regalos de reyes que más he disfrutado haciendo, quizás porque las cosas de bebé se hacen con la ilusión de la llegada del crío y viendo el entusiasmo de los futuros padres y de toda la familia. Además los colores son siempre suaves y bonitos y los adornos también, sin estridencias... es muy agradable hacer cosas para decorar habitaciones de bebé.
El pañalero lo descubrí cuando estuve en la feria de manualidades de noviembre en Madrid, en Manualidades Topaz. Me pareció práctico y decorativo para una habitación de bebé y como entonces ya estaba en camino me lo traje para decorarlo. Como aún no sabíamos el sexo del bebé elegí pintura acrílica en tonos neutros que además combinan bien en cualquier habitación: blanco roto, marrón clarito y marrón chocolate para los detalles.
Los topos blancos los hice con una plantilla de Todo Stencil, así es que no tuvo ninguna complicación. Las líneas de la tapa marcándolas con cinta de carrocero y a pincel seco, una técnica que he empezado a usar hace poco y que me encanta. 

En este intervalo de tiempo los papás ya sabían que iba a ser un niño y de entre todos los nombres de bebes bonitos eligieron uno que a mí particularmente me encanta:

Para estarcir el nombre me fabriqué una plantilla casera: imprimí en un acetato las letras y recorté con un cúter de precisión. Como sólo va a servir una vez no importa que el acetato sea finito, se corta mejor y queda igual de bien.

No lo he envejecido, me apetecía que quedase con el aspecto limpio y marcado de la pintura. Dos manos de barniz acrílico para proteger y listo.

Un gran lazo rojo y ya están los pañales en su sitio.
Por último os quería enseñar el detalle que he puesto en la base del pañalero y que me hace una ilusión especial por ser la primera vez: la etiqueta, con el favicón de Trastos en el Doblao y la leyenda "Hecho a mano". A partir de ahora la voy a colocar en los trabajos que no sean para mí.

Espero que os guste y que sigáis a mi lado durante este año 2015.

Nos vemos la semana que viene. 





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario:

  1. Precioso!!! Unos colores muy suaves y un diseño muy dulce. Besos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.