domingo, 7 de febrero de 2016

La cajita de la tapa de cristal

Tengo verdadera afición por las cajas de madera. ¡Me encantan!. Es tan fácil decorarlas, darles un cambio radical... o recuperarlas tal y como son, que si la madera es buena es lo que merece la pena.



La que os enseño hoy era de madera muy blanda, tanto que apenas una uña ya le quedaba marca y me pareció que ganaría bastante si le daba un buen cambio. Así es que con cuidado y decapante químico fui quitando toda la pintura marrón. Al contrario de lo que hago siempre, en este caso no me atreví a quitar las visagras ni el cierre, porque eran de una chapa tan finita que me dio miedo estropearlas con la manipulación. Así es que las tapé con cinta de carrocero, para protegerlas y que se llenaran lo menos posible de pintura.


Decidí hacer una decoración parecida a la caja de las medicinas, decorando de forma totalmente distinta las dos partes de la caja. Elegí un papel de arroz decorado que compré en la feria de manualidades que tuvimos en la ciudad el año pasado, y que espero que vuelva este año, porque se me están agotando las "existencias" jaja.


El papel lo coloqué en la parte inferior, pegándolo con Alkyl. Apenas quedaron arrugas, pero una vez seco le pasé una lija muy suavecita para quitar alguna imperfección. A continuación apliqué una mano de Alkyl encima del papel, para protegerlo. 

Para el fondo corté un trocito de arpillera que ya tenía endurecida (en este tutorial os explico cómo lo hago). Sobre la arpillera estarcí las rosas de la plantilla "la vita e bella", utilizando pintura a la tiza color blanco antiguo y quedó así de bonita:





La parte de arriba de la caja la pinté en el mismo color blanco antiguo y después de dos manos apliqué una pátina marrón, que fui retirando poco a poco con un trapino. Dar y retirar pátina me encanta, puedes insistir en algunas zonas, retirar más o menos de otras...


Lo que más tiempo me llevó fue decidir qué hacía en la tapa. La caja venía preparada para poner una fotografía, que yo no iba a colocar, y estuve dudando entre entelar con arpillera (en la primera foto estaba así), igual que la base de la caja; forrar con papel (en la foto anterior se ve con el papel)... al final me decidí por hacer un estarcido directamente sobre el cristal. ¡¡La pintura de tiza tiene esa ventaja, que se adhiere a cualquier superficie sin imprimación!!.


Utilicé la misma plantilla que en el interior y la misma pintura. Me gustó mucho el efecto, y tengo ganas de probar haciendo un estucado, seguro que queda muy bien.


Pues ya está. Sólo queda envolverla en un papel bonito y desear que a la persona que va destinada le guste tanto como a mí. Ella dice que los mejores regalos son los regalos personalizados, así es que seguro que se alegra de recibirlo.


Espero que a vosotros también os guste.

Besos.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.