domingo, 10 de abril de 2016

Cuadro hecho con maderas de palé.


El trabajo que he estado haciendo esta semana ha sido...uhmm, ¿cómo lo diría?, un trabajo de celestina. Porque he encontrado un soporte de madera que le iba como anillo al dedo a una servilleta y viceversa. Y el resultado de juntarlos ha sido un cuadro chulísimo que me gusta tanto que no creo que sea capaz de venderlo jaja. Esto del alma de los trastos viejos se me está subiendo a la cabeza, xD.

El caso es que tenía esta servilleta desde hace ni se sabe el tiempo.

Sólo compré una (¿en qué estaría pensando?) y, como en el cuento, no sabía en qué gastar la monedita. (Desde entonces siempre que veo servilletas bonitas compro varias o directamente el paquete entero, jaja). 


Hasta que apareció ÉL:

El soporte iba destinado a una percha para el baño, con frascos de colonia y similares. Está hecho uniendo cuatro tablas de palé pintadas en color blanco antiguo y patinadas en marrón clarito. Pero cuando vi la buena pareja que hacían sabía que había llegado el momento de usar mi preciosa servilleta:

En esta ocasión he probado dos métodos nuevos, que os voy a contar por si no lo habéis hecho nunca, pero que a mí no me han dado los resultados que he visto y leído en otros blogs. Supongo que cada maestrillo tiene su librillo y yo llevo ya muchos años haciendo las cosas de una forma determinada.

El primero fue pegar la servilleta con plancha. Esto me lo contó mi amiga Manuela, que también es muy fan del decoupage, y me explicó cómo hacerlo: aplicar una mano generosa de Alkyl en el soporte y dejar secar; presentar la servilleta y proteger con papel de horno; planchar sin vapor, pasando varias veces la plancha por el motivo y dejar enfriar. Y aunque es verdad que queda casi sin arruguitas en mi caso, quizás porque el soporte no era homogéneo, hubo sitios donde la plancha no llegó y quedó el papel totalmente despegado, formando burbujas. Tuve que preparar Alkyl diluído e ir aplicándolo con un pincel por todos los recovecos. Al final acabé por aplicar el Alkyl a todo el dibujo para poder remeter el papel por los huecos y las ranuras del soporte. Como siempre, cuando estuvo totalmente seco lijé muy suavemente con lija finita y desaparecieron las arrugas que dejó el agua.


El segundo experimento fue recortar el motivo de la servilleta a mano. Hasta ahora siempre que hago un decoupage con servilletas recorto con tijera y muy al borde todo el motivo, pero he visto en internet que también se puede hacer de la otra manera para que se integre mejor con la pintura del soporte. Bueno, pues a mí me quedaron unos restos blanquecinos, del papel de la servilleta, que no me gustaban nada, y que con mucha paciencia tuve que ir quitando con papel de lija y cúter.


Por eso os decía que ambos experimentos no me han salido como esperaba, no sé si porque era la primera vez que trabajaba de esa manera y por eso ha habido fallos, pero el caso es que al final lo he tenido que arreglar todo utilizando mis métodos.

Una vez pegada la servilleta, quitadas las arrugas, marcados los surcos y eliminado el papel blanco (casi todo, porque algo quedó) estarcí dos esquinas opuestas con una misma figura en dos tamaños distintos.

Busqué un azul como el la flor grande y me quedó muy, muy parecido. Hasta fui capaz de adivinar que ese azul llevaba rojo jaja. Otro día os lo cuento y lo archivamos en la teoría del color, para que el post no sea excesivamente largo.  

Y así quedó. De momento lo he puesto encima del escritorio y junto a la cajita de las medicinas, ya veremos cuál será su sitio definitivo. 


La verdad es que me encantaría encontrar una servi de la misma colección para hacer la pareja. 


Así es que como el fin de semana que viene tenemos en la ciudad la segunda edición de CreArte iré a buscar y rebuscar a ver si la encuentro. Si vivís cerquita de Badajoz no dejéis de pasaros por la feria, el año pasado hubo un montón de expositores con cosas preciosas, talleres, monográficos, etc. Yo desde luego voy con idea de hacer acopio para el resto del año jaja. 

Una última cosa. A lo largo de la semana tendré en la tienda de nuevo la plantilla Mi jardín que tanto me habéis pedido. He hecho un cambio de programa y me ha llevado más tiempo del que pensaba (y eso es justo lo que no tengo, tiempo xD). En cuanto esté la pondré en la tienda y os avisaré por Facebook.

Besos y hasta la próxima semana.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios:

  1. Me gusta muchísimo , está claro que de los herrores se aprende. Pero de todas formas precioso. Un beso Monti

    ResponderEliminar
  2. Yo casi nunca utilizo el método de la plancha, porque como a ti, me quedan burbujitas y no me gusta. Prefiero utilizar el metodo tradicional o el que os explique en el taller de la servilleta mojada.
    Esa servilleta, es preciosa, pero el fondo que tiene es tan blanco que lo que hay que hacer o es ponerla en un fondo blanco puro, o recortarla al filo o integrarla como tu sabes hacerlo con pátinas. De todss formas se ve preciosa la creación. Si alguna vez veo una servilleta igual cuenta con ella.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.