domingo, 21 de septiembre de 2014

Percha para colgantes.



Hay veces que los objetos más insospechados (por feos, por raros,por desconocidos) nos pueden servir para hacer cosas bonitas y útiles. Y es el caso de este perchero de pared para colgar collares, llaves, pañuelos, etc. Vi en una tienda de chinos el siguiente objeto:





Decía "bandeja para comer" (!!!!); será porque nuestra forma de comer es distinta pero no se me ocurre qué comida se puede poner en una bandeja de madera sin tratar, con los cortes sin rematar, que incluso suelta astillas al empezar a manejarla. 

Pero el caso es que me fijé porque siempre me llaman la atención los trastos de madera, y enseguida se me ocurrió qué podría hacer con ella, aunque utilizando el dorso, eso sí: un perchero único y original para colgar accesorios de poquito peso.


Recorté un trozo de tablé con la silueta de la bandeja y la pegué en la parte de atrás para que no se vieran los huecos (aunque una vez colgado no se ven, quizás esto me lo podría haber ahorrado). 

Pinté la parte superior con pintura acrílica gris a la que di una pátina muy ligera de color sombra y en la parte inferior pegué un papel a tono con la pintura, con unos toques dorados que le dan un aspecto muy atractivo. En la parte superior coloqué una moldurita de escayola de Lucía Sapena, que pinté en color beige claro y patiné con la misma pátina que apliqué a la pintura. Para separar la parte pintada de la parte empapelada puse una puntilla pequeñita de algodón, que previamente envejecí con agua y café.


Me encanta cómo ha quedado, las perchitas son simplemente alcayatas pintadas en color beige, que como van a rosca pues es fuerza suficiente para aguantar el peso de colgantes, collares, gargantillas...




¿Os gusta?. Por 3 euros queda una percha muy bonita, ¿verdad?.

Dejadme vuestros comentarios, me ayudarán a mejorar. Y si tenéis alguna duda os contestaré encantada en todo lo que pueda.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario:

Gracias por dejar tu comentario.