domingo, 16 de noviembre de 2014

TUTORIAL: Endurecer una tela para manualidades.


Hay muchas ocasiones en las que es necesaria la tela para nuestras manualidades: nos apetece entelar un trabajo, ya sea por dentro (forrar con tela unos cajones como os mostré en este tutorial, entelar el interior de una caja, de un cubertero) o por fuera (entelar letras de DM, poner detalles textiles en la tapa de una cajita). Para ello es mejor trabajar con la tela endurecida, porque funciona como un cartón y por tanto el corte es más preciso. Además no se deshilacha y la podemos manejar con más comodidad.



A mí personalmente me encanta entelar los cajones de los muebles que restauro, me parece que quedan muy bien terminados. En un tutorial anterior os mostré cómo se hace (pincha AQUÍ) con la tela tratada de esta manera.

El procedimiento para acartonar una tela es el siguiente: necesitaremos ALKYl (o un producto similar de otra marca, como en mi caso) y agua. Un bote, una cuchara y después la plancha y papel de horno. Vamos a endurecer un trocito de tela que voy a usar para forrar una letra y una pasamanería que también voy a utilizar para decorar las letras de DM.


Ponemos en el bote 3 cucharadas soperas de ALKYL y añadimos 300 cc de agua. Con esta proporción la tela no queda excesivamente tiesa, pero si la necesitáis más endurecida basta con añadir menos agua. 


Con el bote cerrado agitamos enérgicamente hasta que veamos que han desaparecido todos los grumos. Es importante que quede absolutamente líquida, ya que si dejamos algún grumo nos quedará una mancha en el sitio donde caiga.

Introducimos la tela y la pasamanería en el bote y dejamos empapar durante 1/2 hora.



Pasado ese tiempo lo tenemos que poner a escurrir sin estrujar. Yo he colocado una varilla de madera encima de la pila de lavar y le he colocado un plástico para evitar que la madera húmeda manche la tela.






La dejamos así escurriendo hasta que está totalmente seca.

El bote con la solución no lo tiréis, nos puede servir para otra vez (si la tela no ha desteñido) o como tapaporos en otro trabajo. (Y un consejo: limpiar la pila acto seguido porque si dejamos secar lo que haya escurrido de alkyl nos tendremos que emplear a fondo para sacarlo. A mí me ha pasado, ya os lo podéis imaginar).


Cuando la tela esté seca la planchamos colocando en medio un trozo de papel de horno, de lo contrario la plancha se pegaría a la tela y estropearíamos las dos cosas: la tela y la plancha.




Y ya está, ya tenemos la tela lista para usar en nuestro trabajo. Queda con la dureza de la cartulina y es muy fácil de manejar. Os pongo una foto con el detalle del borde, que como os comentaba anteriormente ya no se deshilacha.



Para este tutorial he utilizado una trozo pequeño de tela, pero en el caso de necesitar una tela más grande lo podéis hacer en un barreño, colocando la tela y luego empapando con la solución de alkil (que lógicamente tendrá que ser más cantidad que la que yo he puesto aquí, pero manteniendo siempre la misma proporción).


En la red hay un montón de ejemplos bonitos, se puede entelar el interior de un armario:

Decorando ambientes
 Una estantería para renovarla totalmente:
En mi espacio vital

Las letras, como os comentaba al principio:
 
Windmilldeco
El interior de este baúl me encanta:

MADERA DE MINDI
Cualquier trasto se puede forrar con tela y el aspecto cambia radicalmente.

Y a vosotros, ¿os gusta entelar vuestros trabajos?. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.