domingo, 7 de junio de 2015

Costurero con dos pisos.



Éste es un trabajo que hice hace mucho tiempo y del que me había olvidado por completo. ¡¡Con lo bonito que quedó!!. Pero una vez arreglado lo llevé al pueblo hasta que le encontrase un sitio adecuado, colgué una foto en Facebook para que lo viera un amiga ¡¡y lo olvidé!!. Ayer viendo fotografías que tengo sin clasificar en un "cajón de sastre" encontré éstas que os voy a enseñar y decidí dedicarle el post de hoy; además el próximo fin de semana que vaya al pueblo lo voy a buscar y a colocar en un sitio que luzca, que el pobre lleva unos años aguardando destino definitivo.



Lo compré en color madera en el mercadillo de antigüedades que hay en Badajoz los primeros sábados de cada mes y como todo lo que compro para restaurar me costó muy baratino (ni me acuerdo cuánto, hace por lo menos siete años); era de este estilo, aunque por supuesto estaba muy deteriorado:
Foto

Lo desmonté completamente para poder sanear todas las piezas y luego elegí dos colores que combinan muy bien: beige y azul celeste.


Toda la decoración está hecha en papel, incluso el forro de los cajoncitos; ahora ya no empleo papel para forrar , me gusta mucho más cómo queda la tela (en este post os expliqué cómo forrar un cajón con tela fácilmente).
 
Le apliqué la pátina que yo llamo "universal": un chorrito de óleo marrón (o sombra tostada, depende del color que se quiera conseguir) disuelto en esencia de trementina y aplicada con un trapo de algodón. Se va retirando el exceso inmediatamente después de darla y corrigiendo por aquí y por allá según el gusto de cada uno. Más fácil de hacer y de aplicar imposible, y los resultados son siempre muy bonitos. Una cosa que aprendí con este trabajo y que luego he visto más veces en el taller es lo bien que quedan las pátinas marrones con los colores azules y malvas, les da un aspecto envejecido y un brillo satinado que me encanta.






Os voy a dejar algunas fotos de costureros plegables que he visto en Internet y que pueden servir de inspiración para futuros trabajos.

La caseta del alba

Casa y lienzo


Mirad éste que precioso, tan viejito y estropeado... ¡si cayera en mis manos!:

Artesanías Druna
Y... bueno, éste...:
Estoy preparando un post muy especial para celebrar el primer cumpleblog, con SORTEO incluído, casi, casi no me puedo aguantar las ganas de compartirlo con vosotra/os. Y también tengo muchas ganas de contaros el proyecto nuevo en el que me he embarcado apenas sin pensar. Hay una frase que me decía mi madre cuando era chica y que con los años he convertido en una especie de mantra: "la vida da muchas vueltas", aunque para ser exactos yo le añadiría "a la vida le puedes dar muchas vueltas". Pues eso, que no os voy a contar nada todavía pero que espero tenerlo todo listo para la semana que viene,  que lo podamos disfrutar junta/os.

Hasta entonces. Besos.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios:

  1. Ah me encanta el costurero yo tenía uno así de peque.

    ResponderEliminar
  2. Te admiro mucho por los trabajos que haces, y además he tenido la gran suerte de conocerte y compartir contigo risas y momentos inolvidables, por muchos más. Te quiero Monti.

    ResponderEliminar
  3. Precioso Montaña! Es una verdadera maravilla! Muchos besos y feliz semana, Chus

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.