domingo, 13 de noviembre de 2016

Experimentando con las chalk paint en spray.



Es increíble a la velocidad que van apareciendo en el mercado nuevos productos para pintar y decorar, cada vez los colores son más bonitos y las propiedades de la pintura permiten más opciones. A mí, que soy novelera por naturaleza, me encanta probar todos los productos nuevos, aunque me tengo que ir controlando para no tener que salirme de casa o echar a los miembros de mi familia, porque cada vez tengo más espacio dedicado a mis materiales (para desesperación de GPadre) y la cosa no deja de crecer jaja.


Lo que hoy os vengo a contar es mi experiencia con la pintura chalk paint en spray. He probado dos marcas, Chalk paint Deco de La Pajarita (que compré en Creativa) y la Chalk Paint finish de Pinty Plus. Y con ellas he decorado estas dos bandejas que me llevaré al mercado de artesanía que está organizando María, del blog Tía Keko. Ésta también será una experiencia que os cuente en detalle, porque me hace muchísima ilusión. Será durante dos fines de semana, en El Escorial, aunque yo sólo voy a participar en la segunda edición. 



Las bandejas son de madera, tanto los laterales como la base.



La primera bandeja la pinté con pintura color verde menta. Veréis que éste no es un color que use normalmente, peeero lo compré porque suponía que con la pátina color sombra iría muy bien. Y no me equivoqué.




Así quedó después de dos manos de pintura. Deciros que pintar con spray es ¡¡¡comodísimo!!!. Tanto que después me ha costado coger otra vez la brocha jaja. Además el resultado es totalmente uniforme, sin marcas de pelos, ni rodillo, ni nada. Tardé un poquitín en cogerle el truco, pero luego el resultado es genial.

Una vez estuvo pintada apliqué pátina color sombra (mi súper pátina universal, que uso para casi todo jaja) y la combinación dio como resultado un color verde seco, antiguo, que me encanta. Retiré, como otras veces, más pátina por el centro de las tablillas y dejé que se acumulara en los extremos, las uniones y los ángulos, como os enseño en esta foto.




Una vez bien seca la pátina (dos o tres días) apliqué barniz incoloro mate (también en spray) a todo el contorno de la bandeja, para proteger bien. Y ya me dispuse a colocar este papel italiano, que compré en una feria de manualidades que hubo en mi ciudad.


El papel lo pegué con Alkyl y una vez seco lo planché protegido con papel de horno, para eliminar las arrugas que hubieran quedado (muy poquitas, la verdad).





En el borde apliqué cera dorada, la doy con el dedo y voy regulando que no quede excesivamente dorado.





Para la otra bandeja elegí el color rosa pétalo. Es un color fuerte y con mucha luz y muy cubriente (y muy manchoso jaja). Con la primera pasada ya quedó así de bien.



Y ahora busqué una pátina que le fuera bien sin matarle excesivamente la potencia del color. Y como siempre, cuando busco un segundo color, lo hago siguiendo una de estas tres reglas: que sea de la misma gama cromática, que sea complementario o que haga contraste con el primer color (tengo pendiente hacer un tutorial sobre este tema, que me parece muy interesante y que abre un montón de posibilidades decorativas).

En este caso elegí la última opción y busqué una pátina color naranja oscuro, viejo, que al final conseguí mezclando los siguientes colores de óleo: carmín de garanza, amarillo cadmio y una pizquita de marrón (AQUÍ os enseñé cómo hacer pátinas al aceite). Salió un color parecido a la salsa barbacoa, no sé si se aprecia bien en la fotografía.



Una vez aplicada y retirada, quedó este aspecto en la madera, un color naranja en el que se ve el rosa de la pintura por algunas zonas. Ahora elegí un papel con los mismos tonos, en el que predomina el rosa con toques de naranja.

Igual que hice en la bandeja verde apliqué cera dorada con el dedo por todo el borde y el interior de las asas.





Así han quedado las dos bandejas. Y éste es el dorso con la etiqueta del blog y el texto "Hecho a mano". ¡¡Es el toque final de todos los trabajos que hago destinados a la venta y me encanta ponérselas jaja!!.





¿Os gustan? Pues os comento que estas bandejas las decoramos por encargo. Si estás interesad@ en hacer un regalo personalizado para Navidad ahora es el momento. Puedes elegir el color, el tamaño y el papel para la base entre una amplia gama. Y también te la podemos personalizar con la inicial que quieras. Ponte en contacto al e-mail
trastoseneldoblao@gmail.com

y hablamos de precios y de cómo quieres el diseño.

A las que estáis en Madrid o por allí cerquita os quiero recomendar el Mercado del Abuelo, conozco algunas de las artesanas que van a participar (Malores del blog Las labores de Malores, Isabel del blog Isabel Vintage, Julia del blog Aún así, Coral del blog El Rincón de Coral) y me puedo imaginar las cosas tan preciosas que van a exponer, porque ellas trabajan muy, muy bien. Y por supuesto María del blog Tía Keko, que me olvidaba de ella por ser la organizadora, pero que también tendrá su puesto con collares y complementos para adultos ¡¡y niños!!. Y yo, que llevaré mis mejores trastos para todos los que paséis a visitarnos.


Besos y hasta la semana que viene.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.